lunes, 8 de diciembre de 2008

Harira


Este es un plato típico marroquí. En el mes de Ramadán es el plato básico para romper la abstinencia. Durante el mes de ayuno, cada rincón de la ciudad huele a esta magnífica sopa, en la que el cilantro y las legumbres son los auténticos protagonistas. Esta receta me la dieron una tarde mi madre y mi tía Laura, aunque cada casa y cada familia tiene su propia manera de elaborarla...


Ingredientes para 10 personas

½ manojo de Apio
4 tomates maduros (sin piel ni semillas)
2 cebollas grandes picadas finamente
1 manojo de perejil
1 manojo de culantro, cilantro, coriandro.
2 muslos de pollo campero
½ kilo de morcillo de ternera
2 huesos de rodilla de ternera
1 vaso y ½ de garbanzos pelados (es conveniente remojarlos al menos 24 horas)
1 vaso de lentejas (pueden ser también peladas, koifer las tiene)
4 o 5 puñados de fideos del nº 4
Pimienta negra en grano machacada
2 o 3 vainas de cayena partidas
1 cucharadita de Cúrcuma (jarcóm)
Aceite de oliva
25 grs. de “Smen” o mantequilla típica marroquí para utilizar junto con el aceite de oliva en el rehogado.
2 Cucharadas soperas de harina o de maizena
4 huevos para romper en la harira terminada y que queden en hebras.


Preparación:


En una olla ponemos a cocer un puerro, una cebolla, una zanahoria, una carcasa de pollo, uno de los dos huesos de rodilla. Este caldo nos servirá para añadirlo cuando saquemos las carnes de la otra olla para hacerlas hebras. En lugar de añadir agua, añadiremos este caldo. Si te sobra lo guardas para una sopa o un arroz.

En otra olla, (si es a presión mejor) ponemos aceite de oliva y la mantequilla y doramos bien la carne junto al hueso que nos queda, primero la ternera y luego el pollo. A continuación le añadimos muy bien picadas todas las verduras (apio, cebolla, tomates, perejil y el culantro). Rehogamos muy bien. Cuando la verdura esté bien pochada cubrimos de agua hasta el límite de la olla y le daremos un golpe de presión para que la carne quede blanda. Luego, abrimos la olla y añadimos los garbanzos en primer lugar y al ¼ de hora las lentejas. Dejamos que hierva a fuego medio. Comprobamos el estado de las carnes y si están blandas las sacamos y las desmenuzamos. También sacaremos el hueso. Como bajará el nivel de agua, reponemos de caldo y dejamos que continúe la cocción. Ahora es el momento de echar la sal, la pimienta y si se quiere las vainas de cayena. Se añade la carne desmenuzada.
Cuando las legumbres estén tiernas se incorporan los fideos, a los diez minutos la harina disuelta en medio vaso de agua tibia, se comprueba de sal y pimienta y por último, cuando empiece a trabarse el caldo, echamos los huevos que habremos roto previamente en un plato.

Rico, rico….

1 comentario:

Laura dijo...

Hola Yiye!! Está guay el blog este!
Tomaré nota de las recetas, pero seguro que está mucho más rico si lo preparas tú.
Porfa, las próximas que sean la del arroz ese con pollo tan delicioso y la pasta carbonara.
Besitos per tuts.
Laurita Morales.